Siempre ha existido el mito de que el fútbol es un deporte de hombres y el ballet, algo de mujeres. Lo mismo ocurre con las pesas, ya que nos hemos hecho a la idea de que se trata de algo tan pesado y masculino que sólo sirve para aumentar la musculatura de los hombres. ¡Error!

Contrario a lo que muchos piensan, las pesas son uno de los mejores aliados para que las mujeres obtengan masa muscular y pierdan grasa. El motivo de que esto ocurra es que las hormonas de las mujeres y su composición corporal hacen que el proceso de su desarrollo muscular sea muy lento. Además, el cuerpo femenino produce estrógenos y, al contrario que los hombres, ellas generan muy poca testosterona, que es la encargada de generar masa muscular y eliminar las grasas.

De modo que, chicas, no temáis, porque es la testosterona la causante de que haya personas que tengan unos músculos tan pronunciados. Os preguntaréis por qué algunas mujeres lucen cuerpos culturistas: la respuesta son los esteroides y las hormonas que toman para aumentar sus niveles de testosterona.

Así que ya podéis olvidar este falso mito e ir sin miedo al gimnasio a realizar ejercicios con pesas, porque os ayudarán a tonificar los brazos y los músculos que trabajéis.

¡Respira Salud!